martes, 27 de enero de 2015

Presentamos diez regiones para que Ud. las evalúe:

1.- Norte
Este corredor comprende las provincias de Jujuy, Salta, Catamarca, Tucumán, Santiago del Estero y el oeste de las del Chaco y Formosa.
Conocida mundialmente por sus magníficos escenarios naturales y por las poblaciones que parecen detenidas en el tiempo, estos lugares otorgan al viajero la posibilidad de retrotraerse a la época de la colonización hispana.
Excursiones como el Tren a las Nubes presentan a la Puna con fuertes contrastes frente a las nieves eternas de la cordillera de los Andes. La quebrada de Humahuaca, rodeada por cerros multicolores y por laderas cubiertas de cardones, brinda a los turistas inolvidables momentos de contemplación.
Otro atractivo de singular belleza y colorido son las fiestas populares, en las que se realizan rituales paganos a la Pacha Mama -"madre tierra"- con riquísimas comidas regionales.
Las aguas termales de Río Hondo, con sus poderes curativos de relevancia internacional, completan la oferta turística de la región.

2.- Litoral
Políticamente, el Corredor del Litoral comprende las provincias de Misiones, Corrientes y Entre Ríos, y parte de la llanura del Chaco y Santa Fe.
Tres grandes ríos abrazan esta extensa región: el Iguazú, el Paraná y el Uruguay. Zona de tierras rojas y de selvas vírgenes, el litoral de la República Argentina esconde escenarios de exuberante belleza, como las Cataratas del Iguazú, los Saltos del Moconá, los Palmares de Colón y los Esteros del Iberá.
Además, las ruinas de San Ignacio, los baños termales de Roque Sáenz Peña, el Monumento Nacional a la Bandera y los numerosos balnearios son algunos de los atractivos que invitan a descubrir la región.
Con una importante infraestructura turística, ciudades como Rosario, Santa Fe, Paraná, Corrientes y Posadas conjugan la belleza paisajística con circuitos históricos.
En el mes de febrero, el Carnaval de Gualeguaychú hace sentir al turista la influencia carioca del vecino país a través de la música, los colores y el ritmo de los cuerpos danzantes.

3.- Cuyo
La región de Cuyo comprende las provincias de Mendoza, San Luis, San Juan y La Rioja.
Posee una variada topografía, rodeada de sitios de interés histórico, que conservan numerosos recuerdos de la epopeya sanmartiniana.
El agroturismo en viñedos y bodegas centenarias permite conocer los múltiples sabores y fragancias que se utilizan para la producción de excelentes vinos reconocidos en el mundo.
Los centros urbanos son una conjunción de antigüedad y modernidad: calles angostas, casas bajas, museos, monumentos, iglesias y conventos, contrastan con dinámicos centros comerciales. Una de estas ciudades, Mendoza, es la más importante de la zona oeste del país.
Los deportes invernales se manifiestan en las frías pendientes cordilleranas del Valle de Las Leñas y Los Penitentes, centros de esquí que atraen a esquiadores de todo el mundo.
La zona de los cerros Aconcagua y Tupungato, y los caudalosos ríos provenientes de los Andes son ideales para el turismo de aventura y el deporte de alta montaña.


4.- Sierras
Ubicado en el centro de la República Argentina, el Corredor de Las Sierras muestra la singular belleza natural de la región, relata su elocuente historia y describe los perfiles de las culturas que la forjaron.
Políticamente comprende casi todo el esplendor de la provincia de Córdoba y el noreste de la de San Luis, y al conocer este terruño el turista se encuentra con un significativo potencial de atractivos a la hora de realizar actividades. Los seductores paisajes de serranías, el camino de las Altas Cumbres, las excursiones de ascensión inolvidables, las magníficas obras de ingeniería en diversos embalses, sus lagos artificiales ideales para la pesca y las actividades náuticas, son los principales ejes que impulsan el flujo de turismo durante todo el año.
Modernas y pujantes ciudades con una vida cultural propia se cuentan entre los centros turísticos tradicionales de la Argentina: Villa General Belgrano ofrece todos los años su famosa "Fiesta de la Cerveza"; Merlo, San Luis, se destaca además por su particular y seductor microclima, y Carlos Paz presenta cada verano la más variada cartelera de espectáculos de la región.
El turismo en Córdoba, una de las principales ciudades del país, incluye una extraordinaria oferta de visitas histórico-culturales que, sumadas a las Estancias Jesuíticas diseminadas por el resto del territorio de la provincia, permiten realizar un excepcional viaje al pasado incluyendo sitios declarados Patrimonio de la Humanidad.

5.- Buenos Aires
El corredor Buenos Aires comprende una de las zonas más ricas y productivas de la Argentina por encontrarse en la inmensidad de la llanura pampeana, sólo interrumpida por los sistemas orográficos serranos de Tandilia y Ventania.
Políticamente, comprende la Ciudad de Buenos Aires (Capital Federal), centro cosmopolita del país; y el norte, centro y oeste de la provincia del mismo nombre. Puerta de entrada de las corrientes inmigratorias, ofrece una gran diversidad cultural. Es la tierra de los gauchos y de las tradiciones, pero también de una intensa actividad industrial y comercial.
La oferta turística del corredor Buenos Aires gira en torno a la historia, reflejada en la arquitectura de origen francés e italiano, con numerosos museos, teatros, centros culturales y paseos de compras. El turismo rural es la característica distintiva de San Antonio de Areco e invita a realizar actividades propias del campo, con alojamiento en centenarios cascos de estancia y la posibilidad de respirar el aire puro de la llanura mientras se espera para degustar el tradicional asado criollo.
Otra opción interesante es el miniturismo en localidades cercanas a la Ciudad de Buenos Aires, como Mercedes, Pilar, San Isidro, Tigre y Luján, o las intensas jornadas de pesca en Chascomús y otras lagunas bonaerenses. El turismo de aventura en Tandil, Sierra de la Ventana y Balcarce completa la promesa turística de este corredor.

6.- Costa Atlántica
Los balnearios se suceden uno tras otro, cada cual con su particular perfil: un entorno familiar puede encontrarse en Mar de Ajó, San Clemente del Tuyú y Santa Teresita. Por otra parte, las ciudades de San Bernardo, Pinamar y Villa Gesell son las preferidas por los jóvenes a la hora de planificar sus vacaciones.
Para disfrutar de la paz y la tranquilidad entre bosques y médanos, las elegidas son Cariló, Mar de las Pampas y Mar Azul. Para quienes prefieren algo más del bullicio urbano, la ciudad de Mar del Plata es el destino más popular en cada temporada, y conjuga el encanto de sus recursos naturales con una gran oferta de servicios y actividades.
Más al sur, los balnearios de Necochea, Orense, Claromecó y Monte Hermoso ofrecen amaneceres y puestas de sol inolvidables en sus costas, junto a las aguas más templadas de toda la costa atlántica.

7.- Gran Valle
Ubicado al norte de la Patagonia argentina, el corredor del Gran Valle presenta un oasis productivo en medio de la estepa. Posicionado como el principal productor de manzanas del país, entre otros cultivos de exportación, abarca parte de las provincias argentinas de La Pampa, Neuquén y Río Negro.
La región también ofrece la posibilidad de realizar turismo histórico, además de la posibilidad de disfrutar, en verano, los numerosos balnearios sobre sus ríos. El Limay, el Neuquén, el Negro y el Colorado, entre los más importantes, ofrecen un marco ideal para la práctica de deportes náuticos y la pesca, además de un espacio de descanso y contemplación.
El paisaje permite apreciar una transición del verde de los campos cultivados y las chacras en flor a una vegetación xerófila y rala hacia el sur de la región, donde se ingresa a la agreste naturaleza de la Patagonia propiamente dicha, con sus escasos cursos de agua y la magnificencia de sus imágenes.
Ciudades como Neuquén o Cipolletti constituyen pujantes centros urbanos que han incorporado importantes avances tecnológicos y culturales en las últimas décadas.

8.- Los Lagos
Miradores naturales para extasiarse en la contemplación, plácidas caminatas por bosques y costas de lagos, integran la oferta de esta tierra que, debido a sus características geográficas, es ideal para el turismo de aventura, la exploración y el descubrimiento. Los Parques Nacionales Lanín y Nahuel Huapi atraen por su imperturbable e increíble belleza. Entre los meses de noviembre y abril, los protagonistas son los amantes de la pesca deportiva, que encuentran en los numerosos ríos, arroyos y lagos, verdaderos paraísos.
Sus ciudades combinan la calidez y el encanto de las típicas aldeas de montaña con una moderna infraestructura y servicios de nivel internacional. Entre los centros turísticos más destacados, se encuentran Bariloche, San Martín de los Andes y Villa La Angostura.
Los numerosos y variados centros de esquí y parques de nieve constituyen un gran atractivo durante el invierno. Caviahue, Chapelco, Catedral, Bayo, Batea Mahuida y La Hoya brindan la posibilidad de practicar todas las disciplinas de esquí y snowboard, disfrutando la mejor nieve de la Patagonia.

9.- Costa Sur
Con 4500 km de extensión, las aguas que recorren sus costas,  están integradas por una corriente fría denominada Corriente de las Malvinas, que fluye hacia el norte, y se encuentran con la Corriente del Brasil (cálida), posibilitando la existencia entre su fauna de especies subtropicales.
A través de la Ruta Nacional Nº 3 el corredor entrelaza varias ciudades, entre ellas Puerto Madryn, conocida mundialmente como punto de partida para las excursiones de avistaje de ballenas. Combinando con otras rutas y caminos provinciales se llega a todas las playas de esta amplia región.

10.- Austral
El más austral de todos los corredores abarca el sur de la provincia de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.
Desde los glaciares hasta las playas del mar Argentino, esta región encierra parte de la interminable estepa patagónica, el último tramo de la cordillera de los Andes y costas abruptas de diversas características.
Sus paisajes son verdaderas obras de arte de la naturaleza. Muchos de sus ríos y arroyos, grandes lagos y lagunas, bosques, macizos, cerros y playas proveen refugio a varias reservas faunísticas y son parte de los Parques Nacionales Los Glaciares, Perito Moreno y Tierra del Fuego.
Fuente de inspiración para los exploradores de otros tiempos, esta zona es hoy un destino turístico por excelencia. Su infraestructura de nivel internacional incluye el centro de esquí Cerro Castor, en Ushuaia. Magníficas estancias abren sus puertas e invitan a relajarse en un escenario rural o a practicar actividades como la pesca con mosca en los espléndidos cursos de agua que surcan estos territorios.
El majestuoso mundo de los glaciares andinos tiene su puerta de ingreso en la bella ciudad de El Calafate, desde donde puede accederse al célebre mirador del Glaciar Perito Moreno o iniciarse audaces excursiones por estos impresionantes campos de hiele, la geografía se luce con sus recursos más agrestes.